Todo comenzó con esta foto y esa sonrisa

Hoy me he levantado con la noticia de que estaba nominada a los premios Madresfera en la categoría de OCIO FAMILIAR.

Y todo comenzó con esta foto y esa sonrisa, con la #hermanamayor detrás y #terremotojimena delante. Y mi familia y amigos muy cerca.

En ese momento en esa silla no sabía lo que me esperaba, pero día a día doy las GRACIAS a todo lo bueno y lo no tan bueno, porque algo precioso surgió ese día 19 de noviembre de 2016.

No espero ganar el premio porque YA HE GANADO, y de verdad así lo siento, pero os confieso que cada voto hace más grande mi sonrisa y me da energía y confianza para seguir apostando por este proyecto que me encanta, me hace saber que estáis ahí conmigo, y por supuesto le da fuerza a Family Fun Club.

¿Me ayudáis a sonreír? pues regaladme vuestro voto especial en: https://www.concursismo.com/rankings/madresfera/vota/vota.php?url_id=520&cat=11

¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!

Ipad en vigilancia

Soy una mami estricta, lo sé. Me gustan las normas, y no suelo permitir a la hermana mayor que se las salte. Digo “suelo” porque es verdad que alguna vez me he hecho la loca ante alguna trastada, y fijaros bien que he dicho “hacerme la loca” que es muy distinto a decir “vale, no pasa nada, pero no lo hagas más”, ya que de la última frase ella asimila que tampoco es para tanto, que al final esa norma no era tan importante, así que seguro que volverá a repetir la hazaña. Yo en esos casos, pocos, prefiero mirar para otro lado y disimular, encima hasta me hace gracia y todo sus expresiones de rebeldía…que también son importantes para forjar su personalidad.

Pues bien, a pesar de esto, os confieso que yo:

Le dejaba el ipad a la hermana mayor a la hora de comer.

Y es que decidí a los pocos meses de nacer ella que no iba a hacer caso a parientes, amigos y profesionales, y le iba a poner los videos del ipad a mi bebé mientras que yo le daba de comer, de merendar y de cenar.

A pesar de que esta idea no me gustara en absoluto, me dí cuenta de que me pasaba gran parte del día discutiendo con una bebé, que la hora de comer se estaba convirtiendo en un infierno, y cuándo entró en escena el preciado ipad…todo mi mundo de madre primeriza estresada se iluminó de repente. La bebé comía bien y rápido mientras sonreía viendo a pocoyó y compañía, las dos estábamos felices, y eso era lo que importaba. Recibía críticas, sí. Me daban igual, sí sí sí. Continuar leyendo “Ipad en vigilancia”