Porque faltó muy poco

Faltó muy poco para conocer el final de mi vida, faltó muy poco para empezar a escribir mi despedida, para no levantarme de una cama, para no estar con ellas. Faltó muy poco para sentir dolor y no tener fuerzas, para que explotara mi cabeza y mi cuerpo sufriera. Faltó muy poco para pasar los días en una sala de espera, y acostumbrarme a las agujas y las miradas de pena. Leer más

Cuando un cáncer casi estropea tu cuenta de Instagram y tu vida…o no

Así que aquí lo dejo escrito en el blog, porque quiero recordar lo que pensaba en cada fase, tal cual, sin filtros del tiempo ni la memoria selectiva. Y por si no queréis leer hasta el final, deciros que en esta experiencia más de la vida tuvimos un FINAL FELIZ: ya no tengo cáncer, ni lo he tenido, un error horrible que me hará más sabia…eso espero. Diagnóstico – Semana Leer más