Tips de madre NO primeriza

Como veo que os gustó mucho el anterior post de “ya no soy madre primeriza“…aquí os dejo otra lista de confesiones o tips de mami no primeriza:

El segundo hij@…

se duerme con una cuchara en la mano. Pues sí, que ya todo da igual, que si a ella le hace feliz no se la voy a quitar, aunque si quisiera quitársela no podría porque, en mi caso, la segunda hija viene con triple ración de genio y fuerza. Lo que pasa es que aprendes a enfadarte solo por lo verdaderamente importante…porque de otra forma estarías TODO el rato enfadada.

come galletas del suelo. Papi tenía una regla de los “5 segundos”, es decir, que si estaba algo en el suelo menos de 5 segundos entonces la hermana mayor lo podía volver a chupar o comer sin problema. Pero con la bebé ya ni contamos hasta 5, nos limitamos a resoplar pensando “¡si no pasa naaaa!”.

va sin atar en el cochecito. Sé que es muy probable que la bebé un día se caiga del cochecito al suelo, pero es que tengo comprobado que si la dejo a su aire sin atar va mucho más tranquila sentada. Si lo piensas tiene que ser molesto que te quieras mover y unas cuerdas horribles te lo impidan…yo me revelaría también ¿será cuestión de personalidad? Con la hermana mayor no daba tiempo a ver su reacción al atarla, porque puedo contar con una mano las veces que ha ido sentada en el cochecito mirando el paisaje…de ahí que tenga las cervicales en “rompan filas”. 

se duerme sola en su cuna. Esto ha sido un descubrimiento reciente, la meto en su cuna pegada a mi cama y me hago la dormida, juega 3 minutos, se lamenta otros 2 minutos, después se echa y se duerme solita. La felicidad recorrió mi cuerpo. Y es que con la segunda hija has construido una fina coraza que te permite aguantar unos minutos más ante sus exigencias. Además ya no tienes esa marcada obsesión por protegerla y le permites expresarse con su llanto y que ella solita busque soluciones…y ¿cuál es la sorpresa? que en 5 minutos se ha enfrentado a una situación nueva y que no le gustaba mucho, ha manifestado su molestia, y viendo que mami solo le decía bajito “a dormir, a dormir, mami está aquí” se ha tranquilizado y le ha hecho caso a mami. Son infinitamente más fuertes que nosotras.

no tiene tarta en su primer cumpleaños. Y es que en la mochila de la guarde le metí la vela del 1, y nada más…repito…nada más. Y a media mañana su seño me manda una foto de la celebración y veo que ella había inflado unos globos que tenía por allí y había construido una especie de tarta con cubos de plástico tapados con una capa de galletas y la vela enmedio. Cuándo vi la foto me puse muy triste…esta #malamadre que va como las locas no había tenido tiempo ni cabeza de comprar aunque sea un bizcocho del mercadona o algo. 

empieza a comer sólido antes de cumplir el año. Y es que con el segundo bebé te repites a diario “¡quién dijo miedo!”, y estás más receptiva a todas esas nuevas tendencias de alimentación #blw. En el fondo sí estás un poco asustada, pero tu instinto, ahora más desarrollado todavía, te dice que le permita experimentar y disfrutar de la comida. Recuerda: no le des a tu hij@ algo que tú no te comerías 😉😋.

es vigilado por las otras mamis en el parque. Y es que ahora con 2 princesas el “momento parque” es mucho más estresante y requiere de unos reflejos excelentes, porque la hermana mayor quiere subirse a lo más alto diciendo “mira mami ya soy mayor y voy a saltar”, y la bebé quiere estar en el suelo cogiendo colillas de cigarros y comiendo piedras. Por eso las mamis no primerizas nos ayudamos en el parque porque 2 ojos sin duda no son suficientes.

no lleva puesto el casco protector. Ya os conté que papi siempre insistía con ponerle a la hermana mayor un casco protector para evitar golpes mientras empezaba con el gateo y a dar sus primeros pasos casi siempre accidentados. Pues con la bebé no ha vuelto a mencionar el casco, y la observamos sonriendo cuando está a punto de rodar como una croqueta pero consigue levantar la cabeza y mantener el equilibrio en el último momento. Ya veis que no solo mami se ha relajado con el segundo hij@ 😉.

Os seguiré contando las anécdotas de nuestro día a día de princesas y #malamadre intentando #conciliar como buenamente puede.

¡Si te ha gustado no olvides compartir! 😘😉

Sígueme y comparte:

Deja un comentario