Gracias Seño

Seño, mi mamá todos los días cuando me recoge del cole me da un beso fuerte y me abraza, y sonríe mucho…como si fuera una fiesta o mi cumpleaños…me encanta. Y lo primero que me pregunta es “¿cómo ha ido la mañana en el cole?¿te lo has pasado bien?” y mientras que empezamos a andar camino de casa le cuento muchas cosas…a veces quiero decirle a la vez tantas cosas que me has enseñado que me hago un lío y mamá y yo nos reimos como dos loquillas…hasta mi hermana pequeña se ríe (pero aún es un bebé y no sabe hablar…yo soy su hermana mayor).

También me pregunta “¿te lo has comido todo?” y yo le enseño el punto verde pintado en mi mano y mi mamá me vuelve a sonreir y a abrazar orgullosa de mí. Luego siempre mi mamá le cuenta a todos lo que he aprendido en el cole: a papá, a los abuelos, a los yayos y a los titos…y me dicen que soy una campeona!

En casa a papá y a mamá les encanta que les cante las canciones que aprendemos en la clase, y las poesías del otoño…y un día dibujando con mamá escribí mi nombre y ella se puso muy contenta y me besaba y abrazaba…parecía otra fiesta…aunque me di cuenta de que tenía lágrimas en la cara, ella me explicó que eran lágrimas de alegría porque gracias a ti seño estoy aprendiendo muchas cosas y me estoy haciendo mayor. No entendí mucho lo de las lágrimas de alegría (yo solo lloro cuando me hago pupas o tengo sueño) pero seguimos coloreando mientras yo cantaba la canción para no salirme del dibujo, igual que hacemos en clase, y que no me salga un “mamarracho”. Continuar leyendo “Gracias Seño”