Aprender a educar me inspira

Hace una semanas viajé a Écija con mucha ilusión a disfrutar de una tarde de reflexión sobre la educación de nuestros hij@s.

Recogí a las princesas del cole, les di un beso y me despedí de ellas en la puerta de casa de la abuela. En el viaje en coche disfruté de buena música y pude charlar por teléfono con papi de nuestras cosas. Aún no sabía si todo el esfuerzo por acudir a este evento iba a merecer la pena.

Pero hoy puedo decir que fueron más de 5 horas seguidas de conferencias INCREÍBLES, enfocadas sobre todo a docentes pero también a muchos papis y mamis que estuvimos muy atentos, y quería compartir con vosotr@s las frases que más me impactaron y motivaron.

Fernando Alberca comenzó el evento, tenía muchas ganas de conocerle y quedé impresionada. Nos contó muchas anécdotas sobre niñ@s a los que ha conocido en toda su carrera, y me quedo con las siguientes ideas:

  • Tenemos que descubrir la grandeza de todos los niñ@s. Todos, los docentes y los padres.
  • Más del 50% de la nota de un alumno depende y está condicionada por los gestos del profesor, por su comunicación no verbal. Y exactamente igual pasa si lo trasladamos al comportamiento de nuestros hijos en casa, si hay buenas o malas conductas, nosotros y nuestras reacciones somos los responsables en más del 50% y no es toda la culpa del niño.
  • Dejemos volar nuestro lado emocional, primero el corazón y luego la cabeza. Yo ahí no tengo problema porque para lo bueno y para lo malo me dejo llevar por mis emociones y mi instinto.
  • El 90% del éxito es gracias al fracaso. Aplastante y duro, pero debemos dejar que el niño fracase y animarle a superarse, no sobreprotegerle e intentar que no se equivoque, qué difícil es esto para unos padres.
  • La exigencia es igual a cariño, así lo perciben realmente nuestros hijos. Sorprendentemente, él ha conocido muchos casos de familias que llegan a su consulta y el niño les confiesa “pienso que no me quieren mis padres, porque no me exigen ni me ponen normas como los padres de mis amigos, no me castigan con las malas notas, siento que me han dado por perdido, que les doy igual”. Aquí me acordé de mis padres que siempre han valorado mi esfuerzo para conseguir el notable pero me exigían un poco más porque confiaban en que podía hacerlo mejor (sólo me subían la paga semanal 1 euro con cada sobresaliente…los notables no contaban…y así estaba yo siempre tiesa 😋😉 ).

Al terminar me salí a los pasillos con la intención de saludarle y presentarme y brevemente pudimos conversar, fue muy amable y su sonrisa me transmitió calma y paz, de eso que últimamente me falta.

No os perdáis la conferencia que dará el próximo sábado 4 de noviembre de 16 a 17 horas en el Conservatorio de Música (junto a Go Fit) en las Jornadas del Primer Aniversario de Family Fun Club. Reserva tu plaza en www.familyfunclub.es/inscripciones/.


La siguiente conferencia se titulaba “A salvo en la red”, con los ponentes Pedro García Aguado y Francisco Castaño, fundadores de Aprenderaeducar.org, y nos pusieron los pelos de punta a toda la sala sobre los usos peligrosos de las redes por parte de los niños a partir de 10 años. Creo que esta es la ponencia que menos me gustó pero fue porque me hizo sentir miedo y dudas, muchas dudas. Fueron muchas frases y anécdotas inspiradoras pero lo más importante es que debemos ser unos padres conocedores de las redes sociales y poner límites en el tiempo de uso de las mismas, no prohibirlas del todo porque la reacción del niño puede empeorar y ya no compartirá con nosotros si sufre algún tipo de agresión por culpa de las redes. Límites, límites, límites, y sobre todo conocimiento del entorno de nuestros hijos. Consiguieron que me pusiera nerviosa cuando comentaban que evitemos exponer a nuestros hijos a determinados contenidos de Internet, porque si están familiarizados los menores de edad a ver videoclips donde el chico está rodeado de chicas y ellas bailan provocativas en ropa interior para ellos, corremos el riesgo de que nuestros hijos (y en esta caso no paraba de pensar en mis princesas) piensen que eso que ven a diario en youtube o en televisión es normal, que está bien…ese es el verdadero PELIGRO, y como este miles de ejemplos se me ocurrían. Pusieron un ejemplo de una familia con la que habían tratado: una madre les hizo una consulta legal porque los padres de la novia de su hijo adolescente lo habían denunciado por enseñar a sus amigos una foto que la chica le había enviado desnuda, y yo me hago las siguientes preguntas: ¿quién tenía la culpa en este caso? ¿la chica por confiar en su novio y enviarle un foto íntima que ella entendía que era normal, que es lo que las chicas deben hacer para complacer a su chico? ¿el chico por traicionar a la chica y “compartirla” con sus colegas porque entiende que “usar” a las mujeres es normal y a ellas no les molesta porque incluso bailan tan tranquilas mientras los chicos famosos de los vídeos las tratan como objetos, sin respeto? ¿o es culpa de la madre del chico que cuando se enteró de la denuncia lo primero que hizo es buscar un abogado para alegar que su hijo no tiene culpa por enseñar la foto ya que ella ha sido la que es muy “ligerita” y voluntariamente se había fotografiado desnuda para que todas la vean? Pues si lo analizas, y después de escuchar todo lo anterior, creo que realmente la culpable es la madre del niño que no ha castigado el comportamiento de su hijo y no le ha explicado que “eso no se puede hacer” y ahora debe aprender a respetar a los demás, de hecho ha actuado totalmente al revés y lo que su hijo a entendido entonces es que él no ha hecho nada malo, que puede seguir haciéndolo y que la chica no vale nada.

Y ¿qué ha aprendido la chica? pues que no puede confiar en las personas más cercanas a ella, que el amor verdadero y romántico no existe…y que las suegras son todas unas….😂😂😋 (ya tenía que ponerle un toque de humor al asunto).

Quizás me he puesto muy drástica…o quizás no…pero no puedo evitar tener miedo porque siempre hay mil cosas que como padres no podemos controlar y quizás algún día alguna de mis hijas sea tratada de esta manera, por un chico o por una chica, por un amigo o por alguien que no la conoce y simplemente pasaba por la calle.


Pero entonces llegó la hora de la tercera conferencia que tantas ganas tenía de escuchar, con Álvaro Bilbao, de El Cerebro del Niño explicado a los padres, y mientras que colocaba su portátil y conectaban su presentación, me acerqué a él, subí al escenario y le planté dos besos, con foto incluida. Me presenté y por fin me puso cara como la organizadora de las jornadas de Family Fun Club, donde por supuesto él participará. Su reacción fue muy cercana y su ponencia estuvo llena de sentido común, con una de las primeras frases, ya se ganó mi aplauso interior:

  • La negación de auxilio hacia nuestro hijo (porque llora en la cuna, porque no quiere comer, porque está teniendo una rabieta….) es igual a una agresión, y así se sienten ellos. Y aquí entran los gritos, hacia ellos, hacia la pareja o hacia un peatón que tarda mucho en cruzar la calle. También cuando les agarramos fuerte o le empujamos cuando enfadados les reñimos, o les decimos “déjame que me tienes cansada hoy, que eres una niña mala que no me obedece”.
  • Queremos enseñarles de mayores a “decir no”, a revelarse cuando algo no les guste o les moleste, pero desde pequeños les decimos a diario “cállate”, “no llores”, “no te quejes”, “no pegues”… 
  • El cerebro de los niños y el de las niñas son exactamente IGUALES, y es solo culpa de los estereotipos que creamos que “las niñas son mejores en letras y en arte” y “los niños son mejores en desarrollo matemático y en tecnología”. A los niños y a las niñas se les dará bien lo que le apasione, lo que elijan.
  • El cerebro de nuestros hijos necesita tiempo para explorar, necesita poder elegir, escuchar cuentos y escribir redacciones libres. Y comentaban en la sala que este es el principal problema del sistema educativo, que provoca seguir un guión, con tiempos muy justos y con apenas margen para la improvisación del docente y de los alumnos. No sé si mis hijas vivirán un cambio a mejor del sistema, pero al menos yo en casa pienso “trabajar con su cerebro” todas estas recomendaciones sobre favorecer su creatividad sin una plantilla que seguir, darle opciones y permitir que elijan su actividad extraescolar favorita, el cuento que vamos a leer esta noche, si les apetece ir al parque o ver una película en casa, y por supuesto les dejaré mancharse las manos de pintura o arena mágica mientras juegan con papi, ya recogeremos todos juntos luego.
  • La salud del cerebro depende de unos buenos hábitos de vida. Nos indicó que un estudio reveló que sólo el 2% de los alumnos de instituto duerme más de 8 horas, y que el 33% no desayuna antes de ir a clase. Y luego nos sorprendemos cuando les cuesta concentrarse en clase. Mantener unos buenos hábitos a diario es MUY difícil para mí: prisas, prisas, prisas, lista de tareas por hacer que nunca termina, trabajo en casa y fuera de ella, cansancio es mi segundo nombre. Y me temo que las princesas que me observan, que soy su espejo, terminarán aceptando estas rutinas de estrés como normales y les será aún más difícil “parar” y cuidar su cuerpo y su cerebro más a menudo.
  • Debemos educar con paciencia, con tranquilidad y respeto, nunca por la fuerza. Todos, los padres y los docentes, nunca por la fuerza. A veces tengo que ponerme firme y educar por la fuerza, es verdad, pero intento con todo mi ser que sean las menos veces posibles. Tengo que seguir aprendiendo.

No os perdáis la conferencia que dará el próximo domingo 5 de noviembre de 11 a 13 horas en el Conservatorio de Música (junto a Go Fit) en las Jornadas del Primer Aniversario de Family Fun Club. Reserva tu plaza en www.familyfunclub.es/inscripciones/.


Y entonces miré el reloj y vi que eran las 9 de la noche, que me esperaban más de 40 minutos hasta llegar a Córdoba y recogerlas, que seguramente ya estarían dormidas y hoy solo habría estado con ellas apenas 20 minutos por la mañana antes del cole y otros 20 minutos en el camino del cole a casa de la abuela…y sentí el impulso de levantarme y no terminar de escuchar al último ponente. Pero antes de abandonar la sala quise escuchar los primeros minutos de la exposición de Mar Romera, experta en inteligencia emocional, porque era la primera vez que oía su nombre y ya sabéis que soy muy curiosa. Las dos frases con las que comenzó me demostraron que sería la próxima invitada a alguno de mis eventos del Club 😉:

  • “Quiero felicitaros a los presentes esta tarde en la sala, docentes, padres y madres, porque habéis renunciado a mucho por asistir a este evento, todo por reflexionar y luchar por un mundo mejor y una educación mejor. Y quiero agradecer a vuestras familias por ayudaros hoy y permitir que sigáis soñando.”
  • “El norte es la infancia, es el único norte, y lo estamos perdiendo por mirarnos al ombligo”.

Ya de vuelta en el coche me arrepentí tanto de no quedarme a saborear el resto de la presentación…pero me puse a imaginar un mundo mejor con papi al teléfono, parecíamos dos sabios filósofos, sin darnos cuenta de que hacía mucho tiempo que no nos parábamos a charlar juntos sobre nuestro camino, dudas y pensamientos sobre las princesas, su futuro…¡cuánto nos queda por aprender a educar!

PD: Cuando llegué a recoger a las princesas a las 10 h de la noche, estaban despiertas con los abuelos en la terraza de un bar, así que decidí quedarme un rato, ellas se sentaron encima mía, y me tomé una copa de vino, un plato de calamares y una ensalada de perdiz mientras charlaba con mis padres y unos amigos. Al final tuve que llamar a papi para que saliera antes de trabajar y nos recogiera, porque os confieso que no era capaz de coger el coche hasta casa de la borrachera que cogí…es que yo soy muy de estresarme y preocuparme pero fácilmente me relajo y me dejo llevar…que os voy a decir, que “me vine arriba”, yo que nunca bebo y encima estaba agotada. En fin, “carpe diem”.

Celebrando un nuevo primer aniversario

Ya os contaba hace semanas que estaba tramando algo, algo grande, y es que quería organizar un 1er aniversario muy especial, porque hace un año que mi vida cambió de rumbo, personal y sobre todo profesionalmente, y ha sido un año fantástico, también complicado y con lágrimas pero viviendo momentos increíbles.

Y es que hace un año que comencé a crear FAMILY FUN CLUB, aunque al principio no era consciente de que este proyecto sería tan importante en mi vida. Comencé con el objetivo de ayudar a promocionar la escuela infantil de mis niñas, con mi bebé de 5 meses en brazos y buenos amigos conseguimos sacar adelante el primer gran proyecto, la Primera Jornada Infantil Family Fun Weekend.

Y pasó lo que pasa cuando consigues algo difícil… que “te vienes arriba”… y durante los siguientes meses continué organizando actividades de todo tipo, ayudando a la escuela infantil y a otras marcas de la ciudad con proyectos innovadores, gente trabajadora cuya ilusión es que los peques disfruten. Han sido unas jornadas geniales donde he conocido a mucha gente, me han felicitado y también me han criticado, he disfrutado pero también he pasado momentos duros de estrés en casa…desde el principio imaginé que sería un proyecto ambicioso, pero seguí mi intuición e hice lo que me hacía feliz…y aquí estamos, de celebración con un evento muy especial en el que llevo meses trabajando, que llegó por sorpresa, con una llamada importante seguida de una reunión que me inspiró y motivó más todavía…quién iba a ser sino una mami encantada con nuestro primer evento que me estaba ofreciendo la posibilidad de repetirlo y mejorarlo, gracias Emma. No podía pedir más, se estaba cumpliendo un sueño, y pensé “todo va a ir bien”.

Cada evento que hago es porque me identifico con él, tiene un objetivo, y en esta ocasión me he rodeado de marcas de Córdoba por las que apuesto y ponentes de lujo a los que admiro, y la temática que más me gusta, familias y niñ@s reunidos aprediendo y disfrutando a la vez.

¿Estoy estresada todo el día de un lado a otro? Sí. ¿Cada día aprendo mil cosas nuevas? Sí, y eso me da vida. ¿Trabajo muchas más horas que en mi trabajo anterior? Sí, sin duda. ¿Me siento malamadre y malaprofesional a cada instante, mezclado con dosis altas de culpa? Sí, sí, sí. ¿Tengo miedo al futuro? Por supuesto. ¿Mejor me retiro y me dedico a otra cosa? No, para nada.

– “Mami, de mayor quiero organizar eventos como tú”

– “Me encanta la idea, pues ahora te voy a enseñar el cartel del nuevo evento de mami y te cuento todos los talleres y cosas divertidas que vamos a hacer todo un fin de semana”

– “¡Bien mami! Cuéntame, cuéntame…

– Solo hay que entrar en la web e inscribirse en las conferencias y talleres que más te gusten 😉 en www.familyfunclub.es/inscripciones

¡Os espero a tod@s allí!😉

Reflexiones con la hermana mayor

A las princesas y a mami nos encanta ir de vez en cuando al trabajo de papi por sorpresa y jugar allí un rato, la cara de felicidad que él pone al vernos no tiene precio.

Pero la hermana mayor me preguntó hace días:

– Mami hoy quiero ir a ver tu trabajo, que nunca me llevas.

– Cielo, es que mami trabaja en muchos sitios, cada día va de un lado para otro, y por las tardes trabaja en casa con el ordenador, a ti te encanta sentarte encima mía en el sofá mientras que escribo con el ordenador.

Pero una mañana, tras varios cambios de planes de trabajo, ya había llegado la hora de recogerla del cole de verano y aún me quedaban unas gestiones por hacer… y en vez de estresarme (porque yo soy muy de estresarme) pensé: “¡la oportunidad perfecta, voy a sorprenderla!”.

– Hola mi vida, ¿qué tal la mañana? ¿te lo has pasado bien? Hoy tengo una sopresa para ti…¡te voy a llevar a mi trabajo ahora y después vamos a comer juntas en mi restaurante favorito antes de recoger a la tata, ¿qué te parece la idea?

– ¡Mami me encantan las ideas que tienes! 😍

Feliz dando saltos me acompañó, callada y sonriente como siempre saludó a todos los que visitamos, tendría que estar hambrienta pero ni se quejaba, es verdad cuando os cuento que la hermana mayor es la niña más dulce y buena que he conocido (ya sé que está feo que lo diga la madre 😅).

Nos sentamos por fin en un restaurante que me encanta, Peggy Sue, pedimos fingers de pollo y espaguetis boloñesa (su comida favorita), y ella no podía estar más contenta mirando todos los detalles, y charlamos, porque nos encanta charlar:

– Mami, ¿cuándo empieza el cole?

– Este lunes, ahhh no, este lunes no, el siguiente, que me he equivocado.

– Mami estás un poco loquilla.

– Cariño es que tengo muchas cosas en la cabeza, pienso en un montón de cosas, por eso.

– Yo también pienso en muchas cosas y no estoy loca de la cabeza.

….😓😓…. no le pude contestar, me suele dejar sin palabras con su lógica aplastante. Y es que tiene razón, no hay que estresarse, es solo cuestión de ordenar las ideas.

– Mami, quiero ir a Londres para ver a los titos.

– ¿Quieres que te monte en un avión y pases unos días en Londres con los titos y luego vienes?

– Uuuummmm…¡no!

– ¿Nos vamos tú y yo y dejamos aquí a papi y a Jimena?

– ¡Sííííí!…bueno…nooo, nos vamos tú, yo y Jimena, y dejamos a papi aquí solito.

– ¿Y se va a quedar aquí papi solito?

– Bueno, mejor nos vamos los cuatro, ¡vamos a preguntarle a papá, vamos!

….de repente se acordó de sus titos, los #titosdelipad. Pero queda demostrado que si por ella fuera dejábamos a papi en tierra 😂😂😂😂…. cosa que me sorprende porque las princesas tienen papitis aguda.

– Mami, te voy a contar un secreto, mi amiga Irene me ha puesto caras feas, y he llorado.

– Cielo, ¿tú le has dicho que no te gusta que te haga eso? Cuando la veas se lo dices, y le explicas lo que mami siempre te dice: no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti, ¿entiendes cariño?

– Sí mami, ya lo sé, ya me lo has dicho muchas veces, no me lo digas más. Y también le voy a decir a la seño que le castigue, “¡ea!”.

….🤔🤔  eso no era lo que le estaba intentado explicar. Espero que algún día lo entienda, el mundo es duro y hay personas que le harán daño, pero he aprendido que la empatía es la clave.

– Mami, para el cole de verano, quiero que me hagas siempre un bocadillo redondo pequeño.

– No había en la panadería así, pero he comprado unos que son alargados y muy blanditos, seguro que te gustan.

– No, pues coges uno grande y lo cortas en círculo pequeño.

…😧😩  de nuevo tiene razón, se podría hacer así efectivamente, pero cómo le explico que hago su bocadillo muy temprano aún medio dormida y a toda prisa para irme a trabajar. Tendré que ir por todas las panaderías hasta encontrar bollos pequeños redondos (o las medias noches de toda la vida). De mayor le recordaré que esta #malamadre le concedía todos los caprichos.

Mientras charlabamos, no paraba de oir de fondo a unos niños llorando y tirando cosas, no quise girarme a mirar a la madre porque bastante tendría ya ella con el disgusto como para que encima se sienta observada e incluso piense que la estoy juzgando. Lo que sí hice es apreciar y disfrutar muchísimo más este ratito de conversación tranquila con la hermana mayor, en realidad suelen ser siempre así de tranquilas, pero no valoramos eso…solo les regañamos cuando se ponen más nerviosas, y es que el consejo de premiar lo positivo es difícil de recordar a veces.

Ya nos íbamos para recoger a la bebé de la guardería, pido el postre para llevar (lo incluye el menú y no podía comer nada más), mira dentro de la bolsa y me dice:

– Mami, mira lo que nos han regalado, bizcocho de chocolate.

– Y ¿cómo saben que nos gusta el chocolate? ¿será magia?

– Creo que no tendrán otra cosa y nos han dado eso.

… 😄😉  ¿y ahora cómo te quedas? Planchada como yo seguro, y aterrada de miedo al pensar que con 4 años ya no crea que el restaurante es “mágico” y piense que nos han dado “las sobras”.

De camino al coche la hermana mayor me hizo reir con sus ideas:

– Mami, de mayor quiero ser seño y peluquera.

– Me parece buena idea, serás una seño excelente y una peluquera genial. ¿Tú sabes qué soy yo?

– Eres una mamá.

– ¿Ser mamá es un trabajo? Pues sí mi vida, es un trabajo, pero no es mi único trabajo ahora porque soy: mami de Natalia, mami de Jimena, organizo eventos y ayudo a persona a hacer su trabajo más rápido y mejor (esto último no espero que lo entienda, por eso cambié rápido de tema). Seguramente tú tendrás 2 trabajos cuando seas mayor, mamá y seño.

– No mamá, tendré 3 trabajos, porque peluquera también es un trabajo, que se te olvida loquilla. Y también quiero organizar eventos, como cuando organicé la fiesta de pijamas en casa con mis amigas y amigos del cole.

– Pues mamá te podrá enseñar y seremos compañeras de equipo, ya mismo tendremos un evento nuevo y necesitaré tu ayuda.

aquí aprovecho para deciros que muy pronto os contaré más detalles sobre los eventos que estoy preparando en www.familyfunclub.es, ¡no os lo perdáis!

Y entonces se acaba la paz y tranquilidad y comienza la “vuelta a casa”: niña al coche, en coche hasta la guardería, baja niña del coche, entra con niña a guardería, abrazo de la bebé, charla con la seño sobre qué ha comido y si ha hecho, niñas de la mano hacia el coche, meter niñas en el coche, música ambiente, en coche para casa, niñas dormidas en brazos del coche a casa, meter niñas en la cama, encender aire acondicionado, encender el ordenador, abrir el postre para llevar, arrasar con el brownie espectacular antes de que las princesas se despierten y me lo quiten, y mientras escribo este post 😉😙.

Volver a ser pequeña y disfrutar del arte

Hoy quería compartir con vosotr@s el gran descubrimiento de la hermana mayor este verano, y es que durante el mes de julio ha participado en un ciclo de verano impartido por Vanessa Navarro de Zinnia Expresión Creativa. La verdad es que hay muy pocas actividades con las que no disfrute la hermana mayor, pero es que con esta actividad ha alucinado desde el primer día, os prometo que todas las mañanas justo al abrir los ojos lo primero que hacía era preguntar si ese día tendría “clase de arte”, con una sonrisa de oreja a oreja. Continuar leyendo “Volver a ser pequeña y disfrutar del arte”

La terrible enfermedad que se cura con gusanitos

Antecedentes:

Familia de vacaciones, princesas felices en la piscina pasando mucho tiempo con mami y papi. Comiendo mucho helado y poca fruta. Una escena normal y corriente.

Un día, la princesa bebé comienza a mostrar signos de enfado seguido de llanto que poco a poco se hace más agudo. De momento se calma. Al rato vuelve el llanto, incluso se observa que la bebé se tumba en el suelo y “patalea”, mami decide ignorarla y “que se le pase sola” pero papi la coge en brazos y con un poco de pan o galletas consigue calmarla rápidamente. De momento nada preocupa a esta familia.

Síntomas del día de la consulta: 

El llanto de la bebé ahora es mucho más intenso, no quiere jugar, no quiere comer melocotón, tira de un manotazo la botella de agua al suelo, sigue llorando. La cara se le ha puesto muy roja y ha empezado a sudar mucho mientras el sonido del llanto continuo empieza a molestar al resto de familias sentadas alrededor. Mami aguanta el tirón y la sujeta en brazos mientras que la bebé da patadas y dice en alto “que se le pase sola, es una rabieta”, pero papi está preocupado y cree que la bebé está gravemente enferma, no es normal ese llanto y está convencido de que algo malo le pasa a su princesita.

Diagnóstico: Continuar leyendo “La terrible enfermedad que se cura con gusanitos”