Segunda maternidad, una revolución en su alimentación

Con la hermana mayor el tema “alimentación” era un grave problema al principio, bueno grave para mí porque el pediatra no paraba de recomendarme que tuviera más paciencia.

Y llega el segundo bebé, empezamos bien con lactancia materna exclusiva que consigo alargar hasta los 6 meses, cuando comienzo a introducir el resto de alimentos, al principio siguiendo las indicaciones oficiales del pediatra, pero en unas semanas la bebé quería más, quería probar lo que su hermana y yo comíamos, y como ya no estás tan muerta de miedo como con la primera (ya no soy madre primeriza), le dábamos a probar de todo respetando obviamente las pautas de la edad-alimentos para no correr riesgos de reacciones alérgicas, con seguridad pero se lo ofrecíamos en trozos y por separado para que pudiera apreciar los sabores y las texturas. No os puedo explicar la felicidad que siento cuando la veo con ganas de comer y probar cosas.

Yo no sabía qué era el método #blw, pero una vez más el instinto de una madre actuó por sí solo, y ahora la bebé devora la fruta en trozos, bueno, se lo come todo, y estoy convencida de que dejar la comida triturada con apenas 9 meses y solo 2 dientes fue un acierto, porque veo como disfruta de la hora de la comida. Continuar leyendo “Segunda maternidad, una revolución en su alimentación”