Regalo de momentos – capítulo 6 – A las estrellas

Hola tita, ¿cómo estás hoy? ¿a que no sabes a quien tengo delante? Estoy con tu hijo Danielillo, que de “illo” tiene ya poco porque me saca 2 cabezas y se le ha puesto voz de hombre. Le he invitado a pasar un par de días conmigo y las princesas, que nos vemos poco.

Te confieso que me entran ganas de pegarle un “guantazo” cada 5 minutos, está con el pavo bien agarrado, me recuerda a mi hermano, qué difícil era tener paciencia con él también. Pero tengo que decirte que es guapo, guapísimo, y alto, y con mirada de seductor y una sonrisa encantadora. Tiene carácter y es auténtico, pese a presentar rasgos confusos propios de la adolescencia, veo en el ya su personalidad, es un pillín muy listo, conseguirá lo que quiera. Y yo lo admiro por eso, por mostrarse tal y como es, mientras me habla y me “chincha”, no puedo evitar reirme con sus ocurrencias, yo recuerdo que siempre me ocultaba y no mostraba mi verdadera voz, pero él es un chulo, y seguro que eso le trae algún que otro problemilla, pero yo por callarme tanto también los tuve, así que prefiero mil veces que haya sacado ese carácter y que sea un poco “pasota”. Continuar leyendo “Regalo de momentos – capítulo 6 – A las estrellas”