Segunda maternidad, una revolución en su alimentación

Con la hermana mayor el tema “alimentación” era un grave problema al principio, bueno grave para mí porque el pediatra no paraba de recomendarme que tuviera más paciencia.

Y llega el segundo bebé, empezamos bien con lactancia materna exclusiva que consigo alargar hasta los 6 meses, cuando comienzo a introducir el resto de alimentos, al principio siguiendo las indicaciones oficiales del pediatra, pero en unas semanas la bebé quería más, quería probar lo que su hermana y yo comíamos, y como ya no estás tan muerta de miedo como con la primera (ya no soy madre primeriza), le dábamos a probar de todo respetando obviamente las pautas de la edad-alimentos para no correr riesgos de reacciones alérgicas, con seguridad pero se lo ofrecíamos en trozos y por separado para que pudiera apreciar los sabores y las texturas. No os puedo explicar la felicidad que siento cuando la veo con ganas de comer y probar cosas.

Yo no sabía qué era el método #blw, pero una vez más el instinto de una madre actuó por sí solo, y ahora la bebé devora la fruta en trozos, bueno, se lo come todo, y estoy convencida de que dejar la comida triturada con apenas 9 meses y solo 2 dientes fue un acierto, porque veo como disfruta de la hora de la comida. Continuar leyendo “Segunda maternidad, una revolución en su alimentación”

Reflexiones con la hermana mayor

A las princesas y a mami nos encanta ir de vez en cuando al trabajo de papi por sorpresa y jugar allí un rato, la cara de felicidad que él pone al vernos no tiene precio.

Pero la hermana mayor me preguntó hace días:

– Mami hoy quiero ir a ver tu trabajo, que nunca me llevas.

– Cielo, es que mami trabaja en muchos sitios, cada día va de un lado para otro, y por las tardes trabaja en casa con el ordenador, a ti te encanta sentarte encima mía en el sofá mientras que escribo con el ordenador.

Pero una mañana, tras varios cambios de planes de trabajo, ya había llegado la hora de recogerla del cole de verano y aún me quedaban unas gestiones por hacer… y en vez de estresarme (porque yo soy muy de estresarme) pensé: “¡la oportunidad perfecta, voy a sorprenderla!”. Continuar leyendo “Reflexiones con la hermana mayor”

Volver a ser pequeña y disfrutar del arte

Hoy quería compartir con vosotr@s el gran descubrimiento de la hermana mayor este verano, y es que durante el mes de julio ha participado en un ciclo de verano impartido por Vanessa Navarro de Zinnia Expresión Creativa. La verdad es que hay muy pocas actividades con las que no disfrute la hermana mayor, pero es que con esta actividad ha alucinado desde el primer día, os prometo que todas las mañanas justo al abrir los ojos lo primero que hacía era preguntar si ese día tendría “clase de arte”, con una sonrisa de oreja a oreja. Continuar leyendo “Volver a ser pequeña y disfrutar del arte”

La terrible enfermedad que se cura con gusanitos

Antecedentes:

Familia de vacaciones, princesas felices en la piscina pasando mucho tiempo con mami y papi. Comiendo mucho helado y poca fruta. Una escena normal y corriente.

Un día, la princesa bebé comienza a mostrar signos de enfado seguido de llanto que poco a poco se hace más agudo. De momento se calma. Al rato vuelve el llanto, incluso se observa que la bebé se tumba en el suelo y “patalea”, mami decide ignorarla y “que se le pase sola” pero papi la coge en brazos y con un poco de pan o galletas consigue calmarla rápidamente. De momento nada preocupa a esta familia.

Síntomas del día de la consulta: 

El llanto de la bebé ahora es mucho más intenso, no quiere jugar, no quiere comer melocotón, tira de un manotazo la botella de agua al suelo, sigue llorando. La cara se le ha puesto muy roja y ha empezado a sudar mucho mientras el sonido del llanto continuo empieza a molestar al resto de familias sentadas alrededor. Mami aguanta el tirón y la sujeta en brazos mientras que la bebé da patadas y dice en alto “que se le pase sola, es una rabieta”, pero papi está preocupado y cree que la bebé está gravemente enferma, no es normal ese llanto y está convencido de que algo malo le pasa a su princesita.

Diagnóstico: Continuar leyendo “La terrible enfermedad que se cura con gusanitos”

Mami déjame que yo lo hago

¿Os ha pasado alguna vez que no habéis sabido explicar correctamente a vuestro peque algo? Os pongo un ejemplo: “Cariño, si algo es mentira, significa que no es verdad, ¿lo entiendes ahora?” “Y mami, ¿qué significa verdad?” 😥

Pues esa fase o periodo del “¿y por qué?” de la hermana mayor ya la he pasado, al menos eso creo. Pero ahora estamos inmersas de lleno en la fase titulada como este post: “Mami déjame que yo lo hago”.

Desde el inicio de curso de infantil, la seño nos insistió en que teníamos que favorecer el desarrollo de la autonomía de nuestros hij@s: que se limpie el culito sol@, que coma sol@ en el comedor, que explique en clase sus trabajos y se acostumbre a hablar ante el público, etc…

Como madre normal y corriente, la primera reacción es decir: “¡ooohhh, si no puede hacer eso sola, si es muy pequeña, qué empeño en forzar el aprendizaje, ya aprenderá más adelante!”. ERROR. Cuando pasan los primeros días del curso, observas que la hermana mayor está feliz y se ha adaptado sin problemas a estos cambios en el cole, una vez más los niñ@s nos sorprenden con sus tremendas capacidades. Continuar leyendo “Mami déjame que yo lo hago”

Tips de padrazo y/o padre del año

Me encantó publicar el post de “tips de madre NO primeriza” y recibir comentarios sobre vuestras anécdotas también, así que me puse a preparar una segunda lista de tips…pero se me ocurrió una idea: ¿y cuáles son las aventuras de los padrazos?¿cómo lo viven y se organizan?

Hoy comparto con vosotr@s algunas locuras del encantador papi de mis princesas, para mí el “padrazo del año” o “padre coraje”.

El auténtico padrazo

  • empapela todas las esquinas en forma de pico de los muebles de casa con goma espuma blandita color azul chillón y cinta americana. Lógicamente, estropeando por completo el diseño y estilismo del hogar, e incluso guardando muebles preciosos y caros en el trastero con la promesa de “será sólo un tiempo, seguro que no se estropearán y pronto tendrás de nuevo el salón de tus sueños, cariño”.

 

  • quita los tiradores de los cajones de la cocina, salón y entrada de la casa, porque son altamente peligrosos. En su lugar, coloca cuerdas para poder tirar de ellas para abrir el cajón, o directamente tienes que dejarte las uñas y las yemas de los dedos. El resultado: acumulamos las cosas en la mesa y estanterías para no tener que hacer malabares para abrir el cajón sin tirador, y la bebé se entretiene en tirar de las cuerdas y abrir el resto de cajones una y otra vez.
  • Continuar leyendo “Tips de padrazo y/o padre del año”

La hermana mayor tiene novio

– Mami, ¿sabes que tengo novio? Se llama Rodrigo y es de mi clase. Es un secreto y no se lo puedes decir a nadie, ni a papá tampoco.

– Vale mi vida, es nuestro secreto.

No os puedo expresar con palabras la sonrisa que la hermana mayor tenía al pronunciar el nombre de “Rodrigo”…la de un primer amor 💑💘.

Yo no supe bien qué decir: no sabía si debía hacer una fiesta y aplaudir, o no tomarle en serio y decirle “si eres muy pequeña”, o incluso reñirle o algo. Al final me quedé callada y le dí un beso. Y lo que es más importante, le guardé el secreto de verdad, no se lo conté a nadie porque sabía que al final le sacarían el tema y ella sabría que había sido yo, y esperé, me costó pero esperé.

Y pasaron casi dos semanas cuando una noche estábamos los cuatro en el sofá y ella me miró sonriendo de nuevo y empezó a contarle a su papi su historia de amor. Él sorprendido no paraba de preguntarle cosas sobre el niño en cuestión, y mientras yo empecé a grabar la conversación, para que siempre quede el recuerdo. 

– Pero ¿tu novio es guapo? Continuar leyendo “La hermana mayor tiene novio”

Tips de madre NO primeriza

Como veo que os gustó mucho el anterior post de “ya no soy madre primeriza“…aquí os dejo otra lista de confesiones o tips de mami no primeriza:

El segundo hij@…

se duerme con una cuchara en la mano. Pues sí, que ya todo da igual, que si a ella le hace feliz no se la voy a quitar, aunque si quisiera quitársela no podría porque, en mi caso, la segunda hija viene con triple ración de genio y fuerza. Lo que pasa es que aprendes a enfadarte solo por lo verdaderamente importante…porque de otra forma estarías TODO el rato enfadada.

come galletas del suelo. Papi tenía una regla de los “5 segundos”, es decir, que si estaba algo en el suelo menos de 5 segundos entonces la hermana mayor lo podía volver a chupar o comer sin problema. Pero con la bebé ya ni contamos hasta 5, nos limitamos a resoplar pensando “¡si no pasa naaaa!”.

va sin atar en el cochecito. Sé que es muy probable que la bebé un día se caiga del cochecito al suelo, pero es que tengo comprobado que si la dejo a su aire sin atar va mucho más tranquila sentada. Si lo piensas tiene que ser molesto que te quieras mover y unas cuerdas horribles te lo impidan…yo me revelaría también ¿será cuestión de personalidad? Con la hermana mayor no daba tiempo a ver su reacción al atarla, porque puedo contar con una mano las veces que ha ido sentada en el cochecito mirando el paisaje…de ahí que tenga las cervicales en “rompan filas”.  Continuar leyendo “Tips de madre NO primeriza”

Mi segundo primer año

Hoy estoy emocionada, con la cabeza repleta de recuerdos, ¿ya ha pasado 1 año?

Y miro fotos y vídeos, y vuelvo a sentir, a llorar, a sonreir, a oler y de nuevo llorar.

¿Qué os puedo contar de mi segundo primer año?…que ha sido completamente distinto al primer año de la hermana mayor. Yo me he sentido distinta, la bebé es distinta a su hermana, papi también ha cambiado, nuestra vida es distinta. 

Yo me siento distinta

Durante el embarazo, implicada de lleno en el trabajo y retomando mi carrera profesional de nuevo, pensaba que con tu llegada nada cambiaría, que a ti si te llevaría a los 5 meses a una guardería y que no te daría el pecho tantos meses. Pero para mi sorpresa todo cambió cuando te vi, cuando lo volví a sentir, por nada del mundo te soltaría de mis brazos y mi pecho. 

Pero lo que de verdad no me esperaba es que a los 5 meses te colgara en la mochila y emprendiera un nuevo modelo de trabajo, con mi bebé a cuestas literalmente, tú tan buena y tranquila que lo hacías tan fácil, y a mí me encantaba. Así seguimos varios meses, de proyecto en proyecto, juntas las 2 por las mañanas y también con la hermana mayor por las tardes, formamos un equipo de super-princesas. Había gente que no estaba de acuerdo, les parecía #malaprofesional y #malamadre, pero papi me decía: “si tú estás feliz así y las peques también, sigue apostando fuerte”. Menos mal que también conocí a otros profesionales que se alegraban al verte acompañarme a una reunión, y como buena comercial les devolvías una sonrisa y te los metías en el bolsillo, de nuevo haciendo más fácil mi trabajo.  Continuar leyendo “Mi segundo primer año”

Un día cualquiera de una mami cualquiera

¡Todos arriba!

Suena el despertador a las 8:00 am. Si no recuerdo mal, en esta noche la bebé nos había despertado solo 3 veces, la última a las 7 de la mañana que la cogí en brazos intentando calmar su llanto mientras que papi hacía un bibi.

Ducha rapidísima y un poco de maquillaje.

Es miércoles y toca preparar fruta para el desayuno en el cole de la hermana mayor, le corto unas fresas con una pizca de azúcar morena y a su mochila de Frozen. También relleno de pañales la mochila de Peppa Pig de la bebé para la guarde, heredada por supuesto.

Normalmente preparo por la noche la ropa de las dos princesas. En realidad no se tarda mucho y la podría coger del armario por la mañana directamente, pero la experiencia me dice que no deje en manos de papi la elección de la ropa de las princesas, y no es por cuestiones de estilo o combinaciones raras de colores, nada de eso, es porque suele confundirse bastante y les pone camisetas de pijamas o tallas equivocadas, a Jimena la de Natalia y viceversa. Se está convirtiendo en una costumbre que acueste por la noche a la hermana mayor con los leggins y la camiseta limpia que llevará al día siguiente 😂. Continuar leyendo “Un día cualquiera de una mami cualquiera”