Regalo de momentos – capítulo 3

Ha pasado casi 1 mes desde mi regalo de momentos – capítulo 2, pero es que ¡no he parado! Sacar tiempo a solas con mis seres queridos (y conmigo misma) va a ser más difícil de lo que pensaba…pero ¡no me voy a rendir!

Hace unos días, una tarde, de manera improvisada, pude regalarme mi segundo momento, y escogí a la hermana mayor. Estábamos en el sofá con los abuelos viendo la película de Frozen (si queréis hago alguna apuesta con alguna mami a ver quien gana a mayor número de veces que ha visto la peli completa de Frozen), y viendo que la bebé estaba a punto de dormirse en brazos de la abuela, miré a la hermana mayor y le dije:

  • Natalia, ¿nos vamos al cine solas tú y yo?
  • ¡Siiiiiiiii mami! Vamos rápido que va a empezar la pelicula de bailarina, que la ponían el 7 de enero, ¿mami hoy es 7 de enero?

La hermana mayor ha visto tantas veces el trailer de la pelicula “Ballerinaque hasta se había aprendido la fecha de estreno…😂😂😂, bueno en realidad la fecha de estreno fue el 27 de enero, pero había un 7 y era en enero, eso seguro…

Nos fuimos a gatas por el suelo para que la bebé, que es muy lista y adivina la mente, no nos viera. Natalia me preguntaba todo el rato por qué no podía venir con nosotras Jimena, estaba contenta pero no le gustaba mucho dejar atrás a su hermana, y eso me tranquiliza mucho, que la cuide y se preocupe por ella.

De camino al cine en el coche estábamos las dos emocionadas, yo por verla reir y reir contándome cosas sobre la peli, y ella de pensar en las chuches que iba a elegir. Es curioso ver como puede ser feliz un niño solo con una chuche, y sé que el motivo de esa felicidad es porque normalmente no le ofrezco chuches en casa y sigo insistiendo con fruta, y un día como hoy cuando le doy una chuche sonríe hasta dolerle la cara. Quiero enseñarle a no conseguir “cosas” tan fácilmente, sí ya sé que es una niña pequeña, pero desde ya tiene que aprender a no conseguir siempre lo que le apetece y que a base de esfuerzos, pequeños en su caso, conseguirá “premios” que celebrará con verdadera ilusión.

Y gracias a la peli Ballerina, y a sus protagonistas Felicia y Víctor, la hermana mayor pudo ver una historia llena de superación, mucho esfuerzo y entrenamiento, de amistad, también tristeza (me preguntó por qué Felicia no tenía madre…🤔), y baile mucho baile que es lo que a mi princesa le encanta…el espectáculo: escenario + música = Natalia en primera fila.

También se muestra en la peli el espíritu competitivo mal orientado que hace que una niña deje de lado su inocencia e insulte a otra diciéndole “no vales nada, no eres nadie, te voy a machacar”, y se ve como en el fondo la culpable de esa actitud cruel es la propia madre de la niña, y es que somos el espejo en el que se miran y hay que tenerlo presente a cada instante en nuestro día a día, debemos ser muy conscientes de esto.

Pero el mensaje de la película es genial: NUNCA abandones tus SUEÑOS. Y que no pasa nada por tener una familia diferente, vestir diferente, bailar diferente y sentir diferente, lo que importa es tener claro: ¿por qué bailas?.

En fin, que disfrutamos de la peli las dos sentadas comiendo chuches y cogidas de la mano. Y desde entonces la hermana mayor no para de bailar en casa haciendo los gestos propios de danza…incluso se pone apoyada en las puntas agarrada a la silla.

Al terminar el cine le pregunté dónde quería ir con mami y me dijo sin dudarlo un segundo: “Vamos con Jimena, mami, que la estoy echando de menos”…y fue entonces cuando la quise más que nunca, cuando me terminó de enamorar mi pequeña, que se hace mayor, que es una buena chica y seguro se convertirá en una gran mujer, si señor. Y eso hicimos, fue corto nuestro “regalo de momentos” a solas pero a la vez fue precioso, porque ella es preciosa, por dentro y por fuera (ya sé que está feo que lo diga su mami…😎).

Una afición más que vamos a compartir madre e hija: las peliculas con baile y música…y el chocolate, las palomitas, las chuches, los lacasitos, el pan, la pizza, los macarrones, el color rosa…y es que somos tal para cual (menos en el color de pelo 👱👩)

Y tú, ¿por qué bailas?

2 opiniones en “Regalo de momentos – capítulo 3”

Deja un comentario