MalaMadre vs MalaProfesional – Parte 1

Me llama una amiga y me cuenta que en 10 días se tiene que incorporar a trabajar tras su baja de maternidad, está angustiada y nerviosa. Para no llevar al bebé con 4 meses a la guardería todavía, va a trabajar solo cuatro horas, al menos de momento (#malaprofesional). 

Al tener a mi segundo bebé he conseguido superar muchos miedos y me organizo mucho mejor, la verdad es que vivo algo diferente mi maternidad ahora (¡bendita experiencia!). Ella se preocupa por la marca escogida de cereales, y yo ya no le doy importancia; se agobia porque no le va a dar tiempo a bañar al niño hoy, y mi bebé puede estar sin bañarse 3 días; a su bebé no le gusta la leche artificial, yo ya tengo trucos para insistir y sé que aunque tarde unos días al final se acostumbrará…ya lo he vivido y observo que la historia se repite de nuevo, por lo que me siento más tranquila. 

Pero en esta ocasión la entiendo mejor que nunca, porque aunque ya es mi segundo bebé, no puedo separarme de ella, me produce ansiedad pensar en dejarla en una guardería o con alguien extraño, y no sé cómo consolar a mi amiga ni qué decir.

Solo te puedo asegurar que la primera semana será muy dura, pero que luego te vas relajando poco a poco (aunque cuando se ponga malito entonces vuelve la ansiedad). Por el pecho no te preocupes, porque tu cuerpo se adaptará al nuevo horario y a la demanda del bebé. Lo bueno es que el papi o los abuel@s podrán pasar tiempo con él a solas y así comprenderte un poco más (risas, llanto, genio, juego, fiebre, mocos..), les vendrá bien a los dos, su amor será más fuerte. 

Con respecto a tu jefe y a tus compañer@s, no recibirás el trato que deseas y mereces con esta nueva situación, pero no te lo tomes como algo personal, simplemente es IMPOSIBLE comprenderlo sin haberlo vivido en primera persona…(#malaprofesional).

No puedo evitar sentirme una privilegiada por poder quedarme en casa con mi bebé unos meses más, como ya hice con la hermana mayor, y vivirlos intensa y relajadamente. Será mi amiga la que me consuele a mí con estas mismas palabras dentro de poco cuando esta #malaprofesional vuelva a la carga.

Es injusto que tengamos que elegir entre ser #malamadre o #malaprofesional. Es muy duro tener siempre la sensación de estar fallando a alguien, hagas lo que hagas. El único consejo es hacerle caso a tu corazón, a tu instinto, y disfrutar de tu decisión, sea cual sea.

Deja un comentario